Deber 2: Ayudar a Tomás a tomar buenas decisiones

Como partidario de Tomás, usted podría estar autorizado a ayudarle a tomar decisiones financieras diarias. Eso puede implicar decisiones acerca del pago de facturas, administración de cuentas bancarias, o el pago de cosas que Tomás necesita. También puede ayudarle a tomar grandes decisiones en cuanto a inversiones o compras importantes.

Si usted está autorizado a ayudar con las decisiones financieras, usted tiene la responsabilidad de ayudar a asegurarse de que Tomás tome decisiones bien informadas y meditadas. Utilice su buen juicio y sentido común. Usted debe ayudar a Tomás a ser aún más cuidadoso con su dinero de lo que usted puede ser con su propio dinero.

  • Sepa lo que Tomás posee y debe. Si usted está autorizado a ayudar a Tomás a hacer decisiones financieras, usted debe poder obtener la información financiera de Tomás mostrando el acuerdo firmado al banco de Tomás u otra institución que posee la información. Averigüe qué cuentas Tomás tiene y cuánto dinero hay en ellas al igual que otros bienes que Tomás posee y cuánto valen. Y averigüe a quién Tomás le debe dinero y cuándo y cómo espera pagarlo.
  • Ayude a Tomás a hacer un plan financiero. Ayude a Tomás a hacer un presupuesto como si estuviera haciendo uno para su propio hogar. Anote cuánto él espera pagar por un hogar de ancianos, un centro de vida asistida o cuidado en el hogar, alquiler, alimentos, atención médica, y mantenimiento o reparación de la casa. Asegúrese de incluir una cantidad mensual para que Tomás la utilize como le plazca. Piense sobre los gastos especiales que puedan surgir, como un trabajo dental o cualquier cuidado médico o equipo que Medicare, Medicaid, o un seguro médico no cubra. Ayude a Tomás a adherirse a su presupuesto.
  • Comparta toda la información importante con Tomás. Para tomar buenas decisiones, Tomás necesitará toda la información disponible. Asegúrese que Tomás esté consciente de cualquier cosa que pueda influir su decisión.
  • Ayude a Tomás a entender sus opciones. Al tomar una decisión, Tomás pudiera no comprender de inmediato todas las opciones disponibles para él. Ayúdele a explorar todas las posibilidades y pensar en las consecuencias de cada opción en particular.
  • Ayude a Tomás a invertir con cuidado. Si Tomás quiere su ayuda con las inversiones, hable con un profesional financiero. La Comisión de Bolsas y Valores (Securities and Exchange Commission, o SEC) ofrece consejos sobre cómo elegir un profesional de finanzas en
    sec.gov/investor/alerts/ib_top_tips.pdf. Hable sobre las opciones y metas de Tomás para invertir basándose en sus necesidades y valores.
  • Ayude a Tomás a pagar todos los impuestos y las facturas a tiempo.
  • Ayude a Tomás a comprar seguros si es necesario y a cancelar cualquiera de las pólizas de seguro que no necesita.
  • Ayude a Tomás a obtener cualquier alquiler o deudas contraídas con él. Averigüe si alguien le debe dinero y ayúdelo a averiguar cómo recojerlo.
  • Ayude a Tomás a mantener registros acertados y completos de su dinero y propiedades. Si Tomás lo desea, esté listo para compartir sus registros con familia de Tomás, a menos que usted piense que ellos van a usar la información para perjudicar a Tomás. Puede animar a Tomás a:
    • Mantener una lista detallada de todo lo que recibe o gasta. Los registros deberán incluir la cantidad de cheques escritos o depositados, fechas, motivos, nombres de personas o compañías involucradas, y otra información importante.
    • Guardar los recibos y notas, incluso para pequeños gastos. Por ejemplo, Tomás podría escribir “$50, supermercado, tienda de comestibles, ABC 2 de mayo” en sus registros poco después de que gasta el dinero.
    • Evitar pagar en efectivo cuando sea posible. Es más difícil mantener buenos registros cuando se paga con dinero en efectivo. Asimismo, anímelo a intentar no utilizar una tarjeta de cajero automático (ATM) para retirar efectivo o escribir cheques a “efectivo”. Si necesita utilizar efectivo, anímelo a conservar los recibos o notas.
  • No hay lugar como el hogar. Es posible que Tomás desee seguir viviendo en su casa. Si el acuerdo de apoyo en la toma de decisiones permite que usted le ayude con las decisiones sobre vivienda, entonces ayúdele a deteminar si vivir en su hogar es seguro y si él se las puede arreglar en su casa. Si es necesario, ayúdele a poner barandillas, barras de agarre, detectores de humo, iluminación, y otras cosas para ayudarle a quedarse en casa. Puede haber créditos o deducciones de impuestos si usted hace la casa más fácil para vivir, pero usted debería hablar con un contador o un abogado antes de reclamar un crédito o tomar una deducción. Si otros están autorizados para actuar en nombre de Tomás—por ejemplo, un agente bajo un poder notarial o fiduciario bajo un fideicomiso revocable—trabaje con ellos para tomar estas decisiones, según sea necesario. Si no es seguro para Tomás vivir en su casa, aún con los arreglos, o si Tomás quiere mudarse—considere otros lugares que satisfagan las necesidades de Tomás. Trate de mantenerlo conectado a las personas y a las cosas que son importantes para él. Las opciones pueden incluir el vivir con alguien o en una comunidad de jubilados, un apartamento para adultos mayores, un hogar de grupo, hogar de vida asistida, o en un hogar de ancianos.

apoyo-toma-decisiones-purple-hand-money.png

Evite posibles conflictos de intereses.

A veces la gente tiene buenas intenciones, pero hacen cosas que no deberían. Ya que usted tiene una relación confidencial con Tomás, usted debe evitar cualquier conflicto de intereses. Aquí están algunos ejemplos de posibles conflictos de intereses:

¿De quién es el vehículo?

Usted ayudó a Tomás a decidir comprar un automóvil con su dinero. Usted lo usa para llevarlo a las citas, pero la mayoría del tiempo usted usa el vehículo sólo para sus propias necesidades. Esto puede ser un conflicto de intereses.

¿Debe hacer negocios con la familia?

Tomás necesita una reparación en su apartamento. Usted le aconseja contratar a su propio hijo para hacer el trabajo. Esto puede ser un conflicto de intereses, aunque el trabajo sea necesario. Parece que usted ha puesto su interés personal de beneficiar a su hijo en conflicto con los intereses de Tomás.